Entrevista a José Royo

Astrología para el autoconocimiento

 

Entrevista para la revista Kalma en Octubre 2012, realizada por Rosa Daniel y Daniel Gomis


Educador y psicoterapeuta de formación, la vida profesional y personal de José Royo (Zaragoza, 1952) tomó una orientación totalmente inesperada desde el día que la astrología se cruzó en su camino. Desde entonces, se ha ido especializando en su vertiente psicológica y no ha dejado de profundizar y dedicarse en cuerpo y alma, con el firme convencimiento de que esta rica disciplina, todavía demasiado desconocida y, según él, injustamente desacreditada por muchos, permite lograr una vía de autoconocimiento mucho más esclarecedora y directo que otros métodos que necesitan dar más vueltas para alcanzar el mismo objetivo: poner luz a la oscuridad que a menudo nubla nuestro mundo interior.

 

Con más de 30 años de experiencia a sus espaldas y ofreciendo desde 2004 una completa formación en Astrología Psicológica a distancia, José recomienda fervientemente, como imprescindible primer paso para cualquiera que esté interesado en realizar un trabajo de crecimiento personal, la realización de la carta astral, una herramienta de conciencia que nos ofrece una información única tanto de nuestras potencialidades y debilidades como del ciclo vital en el que uno se encuentra. Sin embargo, nuestro entrevistado destaca también por ser pionero en la técnica del "Astro-ensueño guiado", otra buena herramienta complementaria que nos puede ayudar a profundizar un poco más en cualquier proceso de trabajo personal. De todo ello nos habla a continuación en la siguiente entrevista... 


¿Por qué empezaste a interesarte por la astrología psicológica y decidiste dedicarte?

 

Yo no sabía nada en absoluto sobre astrología. Me había licenciado en Ciencias de la Educación y estudiado psicoterapia humanista en la Universidad de París, y mis intereses se centraban en estas áreas. Pero estando en esa ciudad y, más adelante, encontrándome en Escocia e Inglaterra, dos personas coincidieron en el adivinar mi signo zodiacal sólo observándome. Esto me llamó tanto la atención que cuando volví a España me compré un libro de astrología e hice mi carta astral, observando con asombro hasta qué punto reflejaba características mías. De esta forma, empecé a contrastar todo lo que ya había aprendido con esta otra herramienta de conocimiento que era la astrología. A partir de ahí no dejé de formarme y profundizar, y este proceso me acabó llevando a interpretar las cartas astrales de otras personas y a impartir cursos.

 

 

¿Qué nos puede ofrecer la unión entre psicología y astrología?

 

En palabras de Jung, “la astrología recoge todos los conocimientos psicológicos de la antigüedad”. Se debe tener en cuenta que la psicología, como disciplina reglada, no surge hasta el siglo XX, por lo tanto, yo no hablaría tanto de una suma de psicología y astrología, sino más bien de una especialidad de la astrología, que es una disciplina muy vasta con múltiples especialidades, como la médica, mundial, electiva, financiera... La especialidad de la astrología psicológica toma este nombre debido a que se focaliza en el individuo, profundizando en su conocimiento interno y no tanto en una descripción desde fuera, como sucede con otra corriente astrológica más predictivo-determinista.

 

 

¿Cómo ha evolucionado a lo largo de los años y en qué momento se encuentra actualmente?

 

Es difícil resumirlo en pocas palabras, pues la astrología tiene unos 5.000 años de historia conocida, y muchos más de historia desconocida... Sin embargo, con los datos que actualmente disponemos, podríamos decir que siempre han habido una astrología más filosófica o sabia que entendía en la configuración de los planetas una fuente de orientaciones válidas para las personas, y otra, en mi opinión más cuestionable, interesada en la predicción del futuro. Como decíamos, la astrología psicológica se orienta más a entender al individuo que a describirlo, y aunque actualmente sigue conviviendo con quienes defienden una astrología determinista, parece que cada vez hay más interés en focalizarse en la persona más allá de las predicciones. En este sentido, un psiquiatra de referencia y especialista en psicología transpersonal como es Stanislav Grof, señala en uno de sus últimos libros que la psiquiatría del nuevo milenio estará apoyada en gran parte en la astrología.

 

 

¿Qué es lo que te ha enseñado principalmente tu experiencia después de tantos años ejerciendo la astrología?

 

Teniendo en cuenta que la astrología es una disciplina que refleja la vida en su totalidad, sería más indicado plantear qué es lo que no me ha enseñado... Pero quizás lo primero y más básico que me ha enseñado es tolerancia: me ha ayudado a comprobar que cada persona es realmente diferente y que, por lo tanto, no podemos pedir a los demás que sean como nosotros. También me ha permitido observar como dentro de cada persona conviven diversos “yoes” que a menudo están en conflicto entre ellos... Gracias a la carta astral podemos identificar y "educar" estas diferentes partes para alcanzar una mejor calidad en la relación que tenemos con nosotros mismos y con el mundo.

 

 

¿Cuál es la información básica que nos puede aportar una carta astral?

 

Describe las potencialidades y debilidades de cada persona desde el momento de su nacimiento hasta el momento de su muerte. Lo que no nos indica es cómo la persona utiliza estas potencialidades, pues ello dependerá de la influencia familiar, sociocultural, educativa y de su propia evolución personal...

 

 

¿Se puede explicar de manera racional y sencilla el poder que ejercen los astros sobre nosotros?

 

Como la mayoría de astrólogos en la actualidad, soy de los que creen que los astros no tienen en realidad ningún tipo de influencia sobre nosotros. Al menos, que se pueda demostrar hasta ahora... Según mi manera de entender la astrología, ésta se basa en ese Principio universal de correspondencia, que nos dice que “en el Universo todo es reflejo de todo, y como es arriba es abajo”. Así pues, dicho en otras palabras, todos llevaríamos en nuestro interior el reflejo del sistema solar del momento de nuestro nacimiento. Según esto, estudiando la estructura energética externa de ese momento, podemos extraer una serie de informaciones sobre cada persona. Por consiguiente, cuando mencionamos alguno de los planetas de nuestro sistema solar, no hablamos tanto del planeta que se encuentra físicamente en el exterior, sino más bien de arquetipos internos que reciben el nombre de estos planetas.

 

 

¿Hasta qué punto se trata o no de un acto de fe?

 

Seré rotundo al decir que no lo es en absoluto… Tras más de 30 años de experiencia, puedo decir que personalmente "no creo" en la astrología, en cambio, sí que sé que funciona porque puedo comprobarlo. A quienes se muestran escépticos o dicen “no creer” en la astrología, siempre les planteo que la única actitud verdaderamente científica reside en comprobar qué hay de verdad en cada cosa, antes de opinar sobre ello. Por lo tanto, los que duden de la astrología, los invito a que se hagan una carta astral con un profesional competente o bien pueden estudiar esta disciplina y, en ambos casos, podrán verificar que “funciona”. Incluso me parece interesante aproximarse a la astrología desde un sano escepticismo, a fin de asumir un posicionamiento basado en la comprobación.

 

 

¿Algo más a añadir pensando en los que están convencidos de que la astrología es una pseudociencia o algo esotérico en lo que no se puede confiar...?

 

Quizás les diría que “la ignorancia es muy atrevida...” Repito que cualquier persona que se ponga a estudiar astrología puede darse cuenta por sí misma que funciona. Tal y como dijo una vez Newton, que era astrólogo, a su discípulo Halley, cuando éste cuestionó su interés por la astrología: "Señor Halley, yo he estudiado este tema y usted no...". Así pues, para descartar la validez de cualquier cosa, primero hay que conocerla en profundidad.

 

 

¿Cómo valoras los cursos de formación a distancia que impartes?

 

Esto es algo que deberían valorar los estudiantes de la escuela que dirijo, pero puedo decir que las personas que siguen los cursos con frecuencia me manifiestan espontáneamente su satisfacción por la claridad y calidad didáctica que encuentran. Por otra parte, no deja de sorprenderme el nivel de interpretación que alcanzan la mayoría de los alumnos cuando me presentan las prácticas correspondientes en el último de los tres cursos. A la hora de analizar cartas astrales, muchos incluso se dan cuenta de ciertos cosas que yo no había visto... Por tanto, la valoración es muy positiva.

 

 

¿Además de tus cursos, también realizas "astro-ensueños guiados"... ¿En qué consiste esta técnica?

 

A lo largo de estos 30 años, he visto cómo ciertas personas les bastaba con la interpretación de su carta astral para entender y resolver ciertos aspectos personales. Pero en algunos casos veía necesario buscar el complemento de una terapia que permitiese abordar aspectos inconscientes. Es por eso que empecé a elaborar un método que permitiese abordar los arquetipos planetarios mediante visualizaciones guiadas, desde un estado de relajación profunda. Este método contempla los diferentes yoes o subpersonalidades que todos llevamos dentro, a fin de interactuar con ellas y ayudar a sanar aquellas que están en conflicto.

 

 

¿A quién va dirigido principalmente tu libro "Astro-ensueño guiado” en el que expones esta metodología?

 

Está concebido para que pueda ser leído por cualquier persona, aunque no tenga ningún conocimiento ni de astrología ni de psicoterapia. Por lo tanto, puede resultar de ayuda para todos, aunque quienes se dedican profesionalmente al mundo de la terapia podrán encontrar elementos muy útiles para su práctica.

 

 

¿Cuál es el margen de error real tanto de una carta astral como los "astro-ensueños"?

 

El margen de error de la carta depende básicamente de que la hora de nacimiento que se le facilita al astrólogo sea la correcta. Es importante que ésta sea lo más exacta posible. A partir de aquí, y procediendo luego a desarrollar y analizar la información obtenida con la persona interesada, el margen de error posible es el mismo que se puede producir en cualquier otra disciplina. Por otra parte, en el segundo caso es diferente, pues es la propia persona la que interpreta lo que se manifiesta, y la función del guía-terapeuta será acompañarla en este viaje interno y ayudarla a entender sus propios símbolos.

 

 

¿Qué relación puede establecerse la astrología con otras disciplinas de autoconocimiento como por ejemplo el yoga?

 

Cada disciplina tiene sus puntos fuertes, pero en el caso de la astrología se puede afirmar que ningún otro sistema, técnica o disciplina existente puede proporcionar la información sobre la persona de la manera que lo hace la carta astral. Su eficacia en este sentido es inmediata y muy clarificadora. Ahora bien, más allá de esta información cognitiva, siempre es interesante que cualquier persona pueda complementarla con otras técnicas y vías encaminadas a su evolución. La astrología da la visión de conjunto, es una especie de “mapa” a partir del cual se puede deducir aquellas iniciativas y prácticas más coherentes con la potencialidad de cada persona.

 

 

¿Se puede aplicar la astrología en cualquier ámbito?

 

La astrología puede llegar a facilitar mucho el trabajo de cualquier profesional. Más de una vez, diversos profesionales del ámbito de la psicología que he tenido como clientes, me han expresado su sorpresa cuando les he expuesto informaciones que habían requerido mucho más tiempo de exploración por otras vías, como por ejemplo la psicoanalítica.

 

 

¿Podríamos llegar a hacer una carta astral de todo un planeta, como la Tierra por ejemplo?

 

Se pueden llegar a realizar cartas astrales de diferentes tipos de cosas ya sea una ciudad, una empresa o un acontecimiento... tomando como referencia su fecha, hora y lugar de inicio o "nacimiento". Ahora bien, difícilmente se podría hacer lo mismo con la Tierra, pues habría que saber el momento exacto en que se originó y eso no creo que nadie lo sepa con exactitud...

 

 

¿Nos puede dar la astrología alguna pista sobre el momento evolutivo en el que se encuentra la Tierra en la actualidad?

 

Esto entraría dentro del ámbito de lo que se conoce como "astrología mundial", que toma como referencia los ciclos de los llamados "planetas mayores", Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón. La astrología mundial es una especialidad compleja, y aunque no me dedico a ella, la he estudiado en profundidad y puedo afirmar que los cambios que afectan actualmente  nuestro planeta Tierra, están  claramente relacionados con los ciclos que he mencionado. Por ejemplo, muchos astrólogos ya habían previsto la crisis que se inició a partir del 2008, año en que Plutón entró en el signo de Capricornio. Por otra parte, Urano, Neptuno y Plutón tienen ciclos muy largos, y los momentos en que cambian de signo coinciden con eventos y procesos que nos afectan colectivamente. Tal y como acabo de decir, Plutón entró en Capricornio en el año 2008, pero resulta que Urano también entró en Aries en el año 2010 y Neptuno en Piscis en el 2011. Esta coincidencia en un margen tan estrecho de tiempo es un hecho muy significativo, al que habría que añadir  ciertos momentos críticos señalados por los ciclos planetarios combinados, así como la transición entre eras astrológicas que estamos atravesando. Se trata de un tema apasionante, pero no puedo exponerlo más a fondo en pocas palabras...

 

 

¿Qué futuro crees que le espera a la astrología?

 

Tengo el convencimiento de que, tarde o temprano, se convertirá en una disciplina totalmente aceptada por la sociedad. Y en especial, creo que la astrología psicológica irá teniendo cada vez más protagonismo entre las personas. La astrología ha vivido muchas oscilaciones a lo largo de su historia; así ha habido periodos en los que los reyes buscaban el consejo de los astrólogos, había papas astrólogos, y se estudiaba astrología en las universidades, pero también ha habido otros momentos en que fue perseguida por la Inquisición y, más recientemente, estigmatizada por quienes se atribuyen un pensamiento racionalista.

 

 

¿Qué es lo que te hace ser optimista?

 

Principalmente, el hecho de que cada vez más personas tienen una visión más amplia que les permite admitir como válidas ésta y otras disciplinas, en parte ayudadas por las aportaciones de la física cuántica que cuestiona el enfoque mecanicista de la ciencia oficial. Por otro lado, es curioso que especialidades como el yoga, la medicina natural o la propia astrología todavía sean conocidas como disciplinas alternativas, cuando su origen no es nada de alternativo ya que siempre han existido. Hoy por hoy, quienes nos dedicamos a estas actividades debemos ser tan impecables como seamos capaces, tener paciencia y hacer pedagogía de nuestra labor para que las personas que se acerquen puedan ver qué hay de verdad…

 

 

¿Podríamos decir que la astrología se utiliza bastante hoy día pero a escondidas?

 

Efectivamente, hay muchos políticos y hombres de negocios que utilizan la astrología pero prefieren no hacerlo público porque, lamentablemente, todavía es un conocimiento demasiado estigmatizado socialmente. Así se suelen escuchar opiniones sin fundamento que desacreditan la astrología o la califican de “superstición” e, igualmente, muchas personas creen que la astrología se reduce a las ridículas predicciones del horóscopo que encontramos cada día en la prensa o a través de personajes estrafalarios que aparecen en ciertos medios de comunicación. Sin embargo también se observa que cada vez hay más profesionales de la psicología y de otros ámbitos que avalan la validez y vigencia de la astrología, que suele ser más valorada en los lugares donde hay un nivel cultural más elevado.