Saturno-Plutón y Coronavirus

Saturno-Plutón y Coronavirus

Por José Royo


Desde hace varios años diversos medios astrológicos indicaban que el 2020 podía ser un año difícil ya desde enero, con la conjunción de Saturno-Plutón en Capricornio que tradicionalmente se relaciona con la política, la economía y las estructuras sociales. Mientras que las conjunciones de Saturno-Plutón tienen lugar cada 33 años y están asociadas a periodos conflictivos que pueden derivar en guerras, totalitarismos y otros acontecimientos poco amables. 

 

Saturno y Plutón representan dos fuerzas contrapuestas, pues Saturno intenta conservar lo establecido mientras que Plutón tiene el impulso de sumergirse en intensos procesos regenerativos. Así que las previsiones astrológicas publicadas con anterioridad sobre esta conjunción especulaban sobre el riesgo de sucesos perturbadores relacionados con la política, la economía o algún conflicto bélico global, pero no se pensó en la posibilidad de una pandemia que generase una crisis mundial. 

 

En realidad, visto a posteriori esta hipótesis hubiese tenido lógica ya que según la astrología médica Plutón rige las sustancias biológicas ajenas como son virus, bacterias, hongos, etc. Y hemos visto como la energía destructiva y no visible de Plutón (concretada por Saturno) se ha personificado en un virus que ha puesto el mundo “patas arriba” de forma imprevisible. Para la astrología un mismo tránsito planetario puede sugerir varias cosas, y debemos reconocer que nadie apostó por un evento pandémico. Aunque sí que se acertó en que este ciclo planetario podía ir acompañado de acontecimientos indeseados tal y como ha ocurrido.

 

La sincronicidad de la conjunción de Saturno-Plutón con el brote del Coronavirus (asumiendo los orbes habituales) no deja muchas dudas sobre su relación con la pandemia. El momento crítico de este ciclo se sitúa en el primer trimestre de 2020 pero su marco de impacto puede seguir vigente durante meses, y aunque la situación crítica se resuelva debemos pensar que sus efectos tendrán repercusión a lo largo de los años siguientes. 

 

Momento álgido Coronavirus

No obstante, si nos atenemos al momento presente, en base a los tránsitos actuales el periodo más álgido se sitúa entre el 19 de marzo y el 1 de abril con el tránsito de Marte activando la conjunción de Júpiter, Plutón y Saturno. Queda por ver si aparece alguna noticia esperanzadora con la entrada de Saturno en Acuario el 22 de marzo, que dejará atrás a Plutón debilitando esta conjunción crítica. Probablemente estos datos sean algo crípticos para personas no-iniciadas en astrología, no obstante para quienes tengan conocimientos astrológicos se añade la imagen con las conjunciones en el signo de Capricornio para el día de hoy (16 de marzo) y también el “Time Map” con las fechas significativas para este 2020.

Tránsitos planetarios 2020

En cualquier caso sería imprudente además de arrogante hacer una predicción a corto plazo de algo que sin duda tendrá un largo recorrido. Y es que a pesar de que disminuyan los contagios y se encuentre una vacuna eficaz, nos encontramos en un periodo en el que existen diversos ciclos planetarios significativos que apuntan a un importante cambio de paradigma, anunciado por la Gran Mutación de Júpiter-Saturno en Acuario que tendrá lugar en diciembre de 2020 y que trasciende la situación actual.

 

A partir del 2021 la energía del signo de Acuario tomará una mayor relevancia y es previsible que asistamos a importantes cambios sociales, que pongan en jaque a los poderes políticos y su manipulación de masas que tanta polarización y enfrentamientos han generado en diversas partes del mundo. Igualmente será inevitable dar una respuesta humanitaria a las dramáticas migraciones masivas generadas por las guerras, la pobreza y por un cambio climático que avanza con efectos devastadores a pasos agigantados, amenazando nuestras vidas y las de generaciones futuras.

 

El hecho de que un “bichito” minúsculo e invisible a simple vista, pero sin duda poderoso (¡toda una imagen de Plutón!) haya trastocado el mundo, alterando la economía y haciendo emerger nuestros miedos e inseguridades, es una señal y a la vez una oportunidad para reflexionar sobre nuestras vidas. Así que podemos aprovechar este momento de fragilidad y bloqueo (Saturno) para profundizar (Plutón) en nuestra existencia y dar un significado al “aquí y ahora” que estamos viviendo. Por ponerlo en palabras del Dalai Lama: 

 

“Sólo hay dos días en el año en que nada se puede hacer. 

Uno se llama Ayer y el otro se llama Mañana. 

Hoy es el día adecuado para amar, creer y sobre todo vivir”. 

 

© José Royo

Girona, 16-03-2020