Los 12 signos y los 4 elementos


Por José Royo


Es frecuente escuchar frases como “…los Escorpio son vengativos”, “…los Géminis no son de fiar” y otras sentencias similares (generalmente negativas) relativas a personas que son de tal o cual signo. Pero ponerle “la etiqueta” a alguien porque ha nacido en un determinado periodo del año indica, entre otras cosas, un pobre conocimiento de la astrología. Y los horóscopos de los signos que aparecen en las revistas de entretenimiento y ciertos medios de comunicación, han contribuido a una divulgación simplista y desinformada sobre este tema. De aquí que muchas personas piensen que la astrología empieza y acaba con los doce signos zodiacales. Nada más lejos de la realidad…

 

Cuando coloquialmente decimos que alguien es de un determinado signo, nos estamos refiriendo únicamente al signo zodiacal en que se encontraba el Sol en el momento del nacimiento. Es decir, lo que conocemos como nuestro signo zodiacal está determinado por la posición del Sol, que en su ciclo de 365 días cambia de signo alrededor del día 20 de cada mes. Y aunque nuestro signo solar sea un punto importante a considerar, todo estudio astrológico debe basarse en la totalidad de la carta astral que está compuesta por 12 signos (Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario, Piscis), 12 casas (numeradas de la 1 a la 12) que tienen su inicio en el Ascendente, 10 planetas (Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón), además de los aspectos planetarios y otros puntos adicionales.

 

La participación de todos estos factores hace que una misma persona puede sentir el efecto de varios signos en función de la particular distribución que tengan los planetas de su carta astral natal. Por ejemplo, alguien puede ser de signo Piscis (que es lo mismo que decir que tiene el Sol en Piscis) pero puede tener su Luna en Leo, Mercurio en Aries, Venus en Acuario, etc., cuyas otras posiciones nos darán informaciones diferenciadas sobre su emotividad, intelecto, afectividad, etc. Igualmente existen otros factores como son el Ascendente referido a la personalidad externa, al que le siguen las casas representando diversas áreas de la vida como son familia, pareja, profesión, etc. 

 

La complejidad interpretativa de la carta astral está en relación directa con la riqueza de información y matices que proporciona y se revela un excelente mapa que describe nuestra naturaleza y capacidades innatas. Nuestra carta astral no cambia a lo largo de la vida, pero no cabe duda que el desarrollo y expresión de las potencialidades allí reflejadas estarán condicionadas por la biografía personal (influencia familiar, edad, cultura, país, etnia, etc.) y también por la propia evolución personal. Es por esta y otras razones que muchos astrólogos consideramos que una interpretación astrológica siempre debería realizarse “en directo”, pues sin la presencia y participación de la persona implicada no será posible saber cómo ha evolucionado, en qué punto está y cómo manifiesta su potencialidad en el momento presente.

 

Existen numerosos lugares en los que podemos encontrar extensas descripciones de los signos zodiacales, pero a veces las informaciones son contradictorias o parcialmente incorrectas. Es por ello que se ofrece a continuación una descripción de los cuatro elementos que constituyen la base de la estructura zodiacal, seguida de una segunda descripción breve pero esencial de cada signo.

 

Los doce signos se estructuran en cuatro grupos de tres signos, que tienen sus correspondencias simbólicas en los cuatro elementos de la naturaleza: Fuego, Tierra, Aire y Agua, y conocer su simbolismo en una forma efectiva de iniciarse en astrología. Igualmente, la descripción de los signos zodiacales puede servirte como punto de partida fiable para ayudarte a comprender y aceptar mejor los comportamientos de las personas con que te relacionas.


LOS 4 ELEMENTOS

Los signos de Fuego

La naturaleza del elemento Fuego es dar luz y calor, brillar y elevarse.  

Los signos de Fuego (Aries, Leo, Sagitario) se caracterizan por su vitalidad y su acción dinámica, enérgica y entusiasta. Manifiestan una energía expansiva y se expresan con franqueza y espontaneidad, de forma autoafirmada, con iniciativa y seguros de sí mismos. Su percepción del mundo es global, captan la esencia pero no los detalles y responden de forma intuitiva y rápida a las situaciones que se les presentan.

 

 Los signos de Tierra

La naturaleza del elemento Tierra es descender, asentarse y servir de base. 

Los signos de Tierra (Tauro, Virgo, Capricornio) se orientan hacia el mundo de lo que es concreto y tangible. Necesitan vivencias que proporcionen seguridad material, estabilidad, permanencia, y estructura. Prestan atención a las cosas sin apresurarse, asegurándose. Se manifiestan en el mundo material movidos por valores prácticos y sensaciones físicas.

 

Los signos de Aire

La naturaleza del elemento Aire es esparcirse por todas partes, se introduce en el cuerpo y penetra por todos los rincones. 

Los signos de Aire (Géminis, Libra, Acuario) se mueven en el espacio de las ideas, el intelecto, la mente, los conceptos y la lógica. Necesitan comunicarse, relacionarse, e intercambiar lo que saben o piensan; igualmente, son capaces de valorar opiniones diferentes a las suyas con desapego y perspectiva, incluso aunque no las compartan.

  

Los signos de Agua

La naturaleza del elemento Agua fluir, descender, envolver y filtrarse.  

Los signos de Agua (Cáncer, Escorpio, Piscis) se vinculan con el mundo emocional, los sentimientos y la empatía. Son sensibles, receptivos y compasivos (con algún matiz diferencial en el caso de Escorpio que destaca por su intensidad energética). Reaccionan en base a su intuición e instintos, y su desarrollado psiquismo les capacita para conectar con el mundo de lo sutil e intangible.


LOS 12 SIGNOS

Aries es un signo activo, dinámico y con iniciativa, que se autoafirma a través de sus palabras y actos. Es sincero y espontáneo. Actúa intuitivamente, sin pensar. Su manifestación, franca y directa, adolece frecuentemente de diplomacia. Es valeroso y luchador, busca desafíos y se siente a gusto siendo pionero en algo, iniciando cosas o liderando nuevos proyectos.

 

- Los problemas de este signo aparecen cuando su agresividad está mal encauzada. En esos casos puede ser desconsiderado e incluso violento de palabra o acto. Otro factor negativo puede ser la falta de perseverancia, pues cuando la acción emprendida ya no presenta retos se aburre con la rutina y su espíritu guerrero sale a buscar nuevos desafíos.


Tauro es un signo receptivo, firme y estable, y tiende a afianzarse en el mundo de lo concreto. Es prudente y más bien lento, pero cuando actúa lo hace con determinación y perseverancia. Busca seguridad en el plano material y/o emocional. Es afectivo y su sensualidad es una característica destacada que le inclina a experimentar el mundo a través del arte y de los sentidos físicos.

 

- Los conflictos de este signo están relacionados con actitudes posesivas e inmovilistas. De ello pueden derivarse celos, conductas obstinadas, y rencor. Otros factores problemáticos son su timidez y la pasividad.


Géminis es un signo mental, cambiante y adaptable. Busca comunicarse, aprender, intercambiar opiniones, informarse y conectar con todo aquello que alimente su inagotable curiosidad. Suele interesarse por la lectura y la escritura. Su mente es lógica y secuencial, y tiene capacidad para valorar con desapego opiniones diferentes a la suya.

 

- El problema de este signo puede estar en su dispersión e inconstancia. También puede haber charlatanería y superficialidad. Otros factores conflictivos son su nerviosismo y la dificultad para conectar con las emociones.


Cáncer es un signo emotivo, maternal e instintivo. Tiene el impulso de proteger y cuidar, y también de ser protegido y cuidado. Su sensibilidad receptiva hace que capte el clima emocional en los ambientes. Tiene necesidad de autoprotección y se orienta hacia el hogar y la familia, aunque también puede pasar por épocas de nomadismo. Siente atracción por el pasado, y son importantes sus recuerdos personales.

 

- Los conflictos de este signo están vinculados a su susceptibilidad que le lleva a actitudes de retraimiento y hermetismo. También manifiesta impaciencia, frecuentes cambios de humor y conductas fuera de toda lógica. Otros factores frecuentes son la timidez y la inercia.


Leo es un signo activo, extravertido, afectivo, vital y apasionado. Se autoexpresa de forma creativa, y disfruta con los juegos. Es noble, responsable y leal. De su presencia emana un carisma y una autoridad innata. Tiene confianza en sí mismo y gran capacidad para organizar y dirigir. Es protector, generoso y magnánimo.

 

- El problema de este signo está relacionado con el orgullo y su necesidad de prestigio y reconocimiento, que puede derivar en ostentación o altivez, así como en actitudes teatrales en las que busca compulsivamente ser el centro.


Virgo es un signo analítico, meticuloso y perfeccionista. Busca la comprensión y el orden en el mundo material, centrándose en lo práctico y aplicando una lógica concreta. Tiene gran capacidad para un discernimiento metódico y razonado. Es servicial, trabajador, y necesita sentirse útil. Frecuentemente su atención se dirige hacia la salud y el cuidado del cuerpo.

 

- Los conflictos de este signo están relacionados con sentimientos de infravaloración social, la introversión y la timidez. También puede ser demasiado escéptico, crítico y puntilloso. A veces puede haber estallidos de rebelión compensatoria y mostrar descontrol, desorden y falta de higiene.


Libra es un signo que necesita establecer relaciones interpersonales fluidas, basadas en el entendimiento y la armonía. Manifiesta una gran sensibilidad hacia la estética, la belleza y el arte. Muestra refinamiento y elegancia, busca agradar y se expresa con tacto y diplomacia. Tiene sentido de la justicia y evalúa las situaciones imparcialmente, buscando el equilibrio.

 

- Los conflictos de este signo derivan de la superficialidad y la indecisión. Puede haber una marcada tendencia hacia la apariencia externa y el gusto por presumir. Frecuentemente huye de los conflictos y desafíos que se le plantean, buscando la indolencia de una vida fácil.


Escorpio es un signo de emociones intensas y apasionadas, pero secretas y controladas. Su tendencia a una regeneración constante se manifiesta mediante los procesos de muerte y renacimiento en vida de los que sale fortalecido. Le interesa aquello que es oculto o marginal, y todo lo referente a la sexualidad y la muerte. Tiene una gran capacidad de penetración y es muy certero en sus apreciaciones.

 

- La problemática de este signo se vincula a episodios atormentados y autodestructivos. Cuando explota puede ser cruel y brutal. Igualmente puede manifestar deseos compulsivos y desenfrenados, unidos a veces a celos, rencor o venganza. Su contención tensa puede despertar inquietud en los demás.


Sagitario es un signo expansivo, jovial y optimista, con capacidad para transmitir entusiasmo. Busca descubrir nuevos horizontes mediante viajes a lugares lejanos, aventuras y actividades al aire libre. Es muy idealista y siente una fuerte inclinación natural hacia la filosofía y la espiritualidad. Es independiente, audaz, intuitivo y confía en el futuro. Tiene espíritu de justicia y sentido del honor.

 

- Los problemas de este signo están relacionados con la exageración y la falta de medida. Puede ser imprudente y adolecer de un exceso de confianza. También puede sermonear y mostrarse fanático o intolerante con las ideas.


Capricornio es un signo racional, reflexivo, íntegro y disciplinado. Es muy responsable con su profesión y compromisos. Persiste en sus iniciativas y avanza sin prisa pero seguro, dirigiendo su energía hacia la realización de objetivos concretos. Se expresa con seriedad, discreción, reserva y una diplomacia formal. Valora positivamente la soledad y el ascetismo. Es previsor y tiene sentido de la economía.

 

- Los conflictos de este signo están relacionados con el pesimismo, la rigidez y la desconfianza. Puede mostrarse frío, distante, egoísta y poco sociable. Igualmente puede ser ambicioso, o mostrar un dogmatismo conservador con respecto a valores tradicionales.


Acuario es un signo altruista, con firmes ideas respecto a la libertad e igualdad entre las personas. Es sincero, fiel y tiene un gran sentido de la amistad. Se manifiesta de forma original buscando la diferenciación y cuestionando lo establecido. Participa en grupos de acción social o humanitaria, pero siempre conservando su independencia. Es inventivo y le atrae todo lo innovador o vanguardista.

 

- La problemática de este signo deriva de su radicalidad y excentricismo. Puede ser rebelde en extremo y mostrarse inamovible en sus ideas utópicas. Igualmente puede tener manifestaciones bruscas e imprevisibles. Otros factores son la frialdad y la ausencia de emoción.


Piscis es un signo muy emotivo, sensible y compasivo. Existe un potencial de mediumnidad y una desarrollada percepción psíquica le permite captar la vibración que emite una persona o un lugar. Su gran empatía le capacita para establecer vínculos humanos con sensibilidad. Se entrega a los demás generosamente, con abnegación, sacrificio y renuncia. Su espiritualidad es mística y devocional.

 

- Los conflictos de este signo están relacionados con la ausencia de límites, la confusión y el escapismo. Puede perderse en las relaciones, engañar o autoengañarse y huir de la realidad. Es muy influenciable, y su vulnerabilidad emocional le hace propenso a sufrir.



© José Royo